Sobre abusos y asesinatos: la masacre del 34


Por: Dickie Vázquez Mestre (décima historia)[i]

Hay un suceso que marca la etapa de los años 30 del pasado siglo y que se produce exactamente en 1934. Después de la caída de Gerardo Machado, con el gobierno de los 100 días, se produjo un mejoramiento considerable de las condiciones de vida y de trabajo de los obreros medialuneros y cubanos en general. El reclamo de los obreros en relación con ciertos y determinados derechos había sido escuchado por vez primera en Cuba; la presencia de Guiteras jugaba su papel muy a pesar de los intereses del imperialismo y de la oligarquía criolla. El 15 de enero de ese año se establece un gobierno reaccionario conocido en la historia de Cuba como el gobierno Batista-Caffery-Mendieta. Todas las conquistas obreras se fueron perdiendo aceleradamente hasta llegar a una situación explosiva. El domingo 15 de julio en el lugar conocido como La Guásima de Tronco Mulo (hoy parquecito “Maceo”, al lado de la terminal de ómnibus) se produce una pacífica concentración de obreros del sector agroindustrial azucarero a la que se unió un grupo de personas curiosas que pasaban por allí. Reclamaban las jornadas de trabajo de 8 horas, el pago en moneda de curso legal y no en vales o bonos, los tres turnos de trabajo, más empleos, el derecho a la huelga, en fin, una enorme cantidad de conquistas perdidas bajo el gobierno de turno. Apoyaban la concentración la dirección del Partido Comunista y la Liga Juvenil Comunista, ambos en condiciones de clandestinidad. Se conocía del proyecto de la concentración y la reacción había preparado las condiciones para su represión. El teniente Becker que era el jefe de la guardia rural y que no era precisamente un asesino, había sido trasladado y en su lugar se había traído al teniente Camping, que provenía de Campechuela y que tenía fama de matón, de asesino. El entonces administrador del ingenio, Delio Núñez Mesa había salido del poblado para evitar las posibles represalias obreras y hacer ver que no estaba comprometido con la acción, que no tenía nada que ver con lo que se planeaba. En horas de la tarde, siete guardias salieron del cuartel, (actual dirección municipal de Educación), pasaron un puente de madera que estaba donde hoy está el puente grande de la Avenida Raúl Podio (el puente del central), doblaron a la derecha en el hotel Europa, ( donde hoy está la tienda La Elegante ), y tomaron por la calle frente a la iglesia bautista hasta desembocar a la actual galería de arte. Desde allí dispararon primero al aire para asustar a los concentrados y de inmediato, sin dar tiempo a nada, abrieron fuego contra la multitud provocando 8 heridos y asesinando a Adrián Peral, a Emilio Labrada y a Antonio Ballesteros. Este suceso pasó a la historia como LA MASACRE DEL 34. Sigue leyendo

Un mensaje para mi hermano Hugo Chávez


Comandante Supremo

Comandante Supremo “Hugo Chávez Frías”

Tu voz trina, retumba como volcán en erupción, llama Gigante, llama a tu pueblo que continúa siguiendo tu legado, llama a la América toda y al mundo, seguiremos tu ejemplo hermano de lucha.

¡Viva el Comandante Supremo Hugo Chávez Frías!

¡Que viva la paz y la unidad entre los pueblos!

Reconocen a combatientes de la batalla de Cangamba


Roberto Vega Verdecia. Combatiente batalla de Cangamba

Roberto Vega Verdecia. Combatiente batalla de Cangamba

A 30 años de la heroica batalla de Cangamba, Roberto y Luis Ángel reciben el reconocimiento del pueblo medialunero por su ejemplar trayectoria en la lucha internacionalista.

Luis Ángel Calzada Deyundé.Combatiente batalla de Cangamba

Luis Ángel Calzada Deyundé.Combatiente batalla de Cangamba